JUGADORES (NO TAN FAMOSOS) LLAMADOS A SER CLAVE PARA SUS EQUIPOS EN 2015

Lo normal en estas fechas son rankings de los mejores jugadores de la competición, pero como yo soy anormal, traigo un pequeño listado de jugadores un poco más a la sombra de los top que me apetece ver la próxima temporada. Es una lectura sencilla y que no lleva mucho tiempo, así que animaros a echarle un vistazo.

Jonathan Gray, RB de Texas Longhorns

Jonathan Gray, RB de Texas Longhorns

JOSH DOBBS – QB – TENNESSEE

Pocas cosas tengo más ganas de ver que a Josh Dobbs en un año entero como titular. Me sorprendió mucho que Butch (en el que creo ciegamente pero a la vez tiene que empezar a conseguir resultados o las cosas se pondrán feas para él) pusiera a Peterman (infame actuación en 2013 en la charca ante los Gators) o a Worley (fallando un pase de 10 yardas para TD que les hubiera puesto por delante ante Georgia) por delante de Dobbs. Me quedé flipado, vamos. Cuando Dobbs tuvo la oportunidad, se vio lo que la Vol Nation pensaba: Dobbs era mejor que ellos.

Dobbs sigue teniendo sus errores y a veces fuerza pases estúpidos o lanza demasiados pases off target, pero tiene una elegancia en el pocket y un saber estar que te hacen intuir que puede convertirse (o no) en uno de los mejores Quarterbacks de la competición. Ante South Carolina no se veía una actuación de tal calibre desde el año Sophomore de Tyler Bray, cuando éste era un QB «top ten» en el siguiente Draft.

Por esto, Dobbs es la clave para que Tennessee, por fin de una vez por todas, empiece a ganar a los Gators y se impongan en partidos que no sean Kentucky o Vanderbilt. Si puede elevar su juego al de uno de los mejores QBs de la liga, tal vez Tennessee viva su mejor temporada en los últimos tiempos. Si no, será otro año random más para los Vols con una temporada de 50% en victorias.

Josh Dobbs realizando un pase

Josh Dobbs realizando un pase

JUSTIN DAVIS – RB – USC

Justin Davis era el backup de Buck Allen (ahora en la NFL) en USC y a mí, personalmente, siempre me ha parecido el mejor back de USC. Me parece que tiene esa especial mezcla de power back con corredor ligero de pies y que puede cambiar de dirección o dejar DBs atrás por velocidad. Siempre me ha parecido un «star in the making», aunque no haya mucho hype con él.

USC este año va a ser un buen mercado para cualquier jugador porque los focos van a estar bajo ellos, así que este año sabremos si Justin Davis puede ser un jugador especial o simplemente es un patinazo mío. Esperemos que los tobillos le respeten este año.

Justin Davis ante Notre Dame

Justin Davis ante Notre Dame

REUBEN FOSTER – LB – ALABAMA

La que lió este pollo en el recruiting. Natural de Lagrange (Georgia), factoría de commits de Auburn, se comprometió con ellos y se fue a vivir a Auburn para jugar en Auburn HS su año senior, donde se tatuó el escudo de Auburn. Total, acabó en Alabama.

Dos años después, poco se sabe de él, aunque parece que este año tiene la oportunidad de ser titular tras la marcha de Trey Depriest (Baltimore Ravens). Su tape en HS es alucinante, recuerda mucho a la de Burfict, imponiendo su ley en el campo con ese combo de agresividad y violencia (la del buen sentido).

Si este año no empieza a despuntar, estamos ante un importante bust. La tradición de compromisos de Auburn que pasan a Alabama les suele salir bien: Courtney Upshaw, Jalston Fowler, TJ Yeldon.. ¿será Foster el próximo (siendo además el caso más especial y doloroso para Auburn)?

Reuben Foster en el Spring Game de Alabama

Reuben Foster en el Spring Game de Alabama

MATTHEW THOMAS – LB – FLORIDA STATE

Matthew Thomas fue un recruit top ten en su clase. Empezó con mal pie, pues anunció su compromiso por FSU pero más tarde se supo que recibió presiones de la madre para ir a FSU aunque él quería ir a USC. Después se anunció su transfer (en principio a Georgia), pero finalmente dio marcha atrás y siguió con el plan original de atender a FSU.

Una vez en FSU, su historia ha seguido siendo turbulenta. Una grave lesión en su año Freshman, el año pasado no reapareció hasta el partido de ND y actualmente está lesionado de nuevo en el mismo hombro que se dañó en su año Freshman, lo que le hará perderse el resto de la primavera.

FSU actualmente tiene un agujero en defensa con las marchas en los dos últimos años y su situación en el cuerpo de Linebackers es complicada. Matthew Thomas y FSU se necesitan mutuamente, uno para encontrar estabilidad y poder así demostrar porque fue una mega estrella en el instituto y FSU porque simplemente necesitan reemplazar a muchas pérdidas. Posible año de boom or bust para Thomas.

Matthew Thomas en un entrenamiento

Matthew Thomas en un entrenamiento

AL’QUADIN MUHAMMAD – DE – MIAMI

Este si que es una incógnita, puesto que nunca le hemos visto jugar un snap a nivel colegial. Problemas académicos, problemas fuera del campo… de todo. Al Golden tiene medio pie fuera de Miami y Muhammad, del que siempre se han esperado grandísimas cosas, puede ser un jugador que ayude a que eso no ocurra. Muhammad, junto a Chad Thomas, forman sobre el papel una espectacular pareja de ends, pero es eso, sobre el papel. Chickillo nunca cumplió expectativas, así que están ante una buena oportunidad de convertirse en el futuro de la defensa Cane, que está necesitada de ayuda en prácticamente cualquier unidad de la misma.

alquadinmuhammad

Al’Quadin Muhammad realizando un tackle

DEMARCUS ROBINSON – WR – FLORIDA

No es ningún secreto el porqué Muschamp fue despedido de Florida: su ataque jamás funcionó. El playmaker más sólido que ha tenido fue Gillislie, en 2012, y con eso no vas ni a heredar. Por primera vez, Demarcus Robinson apuntó el año pasado como al mejor jugador ofensivo que ha pasado por Florida en los últimos cinco años.

Una vez atrás dejados sus problemas fuera del campo, Robinson fue un WR que apuntó maneras de convertirse en uno de los mejores de la nación en 2014, no solo de la SEC. Importante, porque no recuerdo quién fue el último receptor de nivel que salió de Florida. ¿Riley Cooper?

No obstante, la producción de Robinson vino dada ante la peor parte del calendario de Florida, algo que, era bastante habitual en las ex-estrellas Rainey & Demps, el endiablado dúo de speedsters que tenían esa particularidad de salirse ante equipos pequeños y no aparecer ante las grandes. No obstante, Robinson es un jugador de mayor proyección que estos dos y su año 2015 le podría elevar a la 1ª ronda del Draft el año que viene.

Demarcu Robinson antes de un snap

Demarcu Robinson antes de un snap

ADAM BRENEMAN – TE – PENN STATE

Adam Breneman es una especie de héroe para los aficionados de PSU. Fue un top recruit del estado que fue fiel y se mantuvo firme en su compromiso pese a la desbandada que hubo en PSU (hola Silas Redd). Él y Hackenberg fueron recibidos en el campus como héroes.

Para Breneman, por desgracia, su primer año consistió en la rehabilitación de un Torn ACL sufrido en los entrenamientos de primavera. El año pasado debutó a la sombra de Jesse James, consiguiendo su mejor partido en el season finale ante Wisconsin.

Una vez Jesse James se ha marchado a la NFL, Breneman deberá demostrar el porqué de su hype a su llegada a PSU y ser una buena alternativa para Hackenberg, con quién llegó de la mano a PSU como los dos héroes que fueron los únicos que se mantuvieron firmes en su compromiso de jugar en un equipo que estaba en el peor momento de su historia.

estirándose para lograr un TD

Adam Breneman estirándose para lograr un TD

JEREMY JOHNSON – QB – AUBURN

Aún no hemos podido disfrutar de Johnson en momentos importantes, pero lo poco que se ha dejado ver, en situaciones llevaderas, ha dado la sensación de que podemos estar ante un gran jugador, y un QB titular en Aubun siempre merece titulares.

No es el QB prototípico de Gus, pero a priori debería ser titular este año (aunque el año pasado pensaba lo mismo con Scroggins en Zona y…). Pese a tener una mecánica que requiere trabajo (parece la de Darron Thomas en Oregon), Johnson ve perfectamente el campo y puede poner el balón en cualquier punto, especialmente cuando le da toque al balón, donde ha dejado pases realmente bonitos de ver. Hay muchas ganas de ver qué puede hacer Johnson este año y en un ataque como el de Gus, donde un QB puede lucir estadística, podemos estar ante una de las revelaciones de la competición este año sin lugar a dudas.

Jeremy Johnson justo antes de un snap

Jeremy Johnson justo antes de un snap

AARON GREEN – RB – TCU

Aaron Green parecía una causa perdida, pero resucitó milagrosamente en el 2º tramo de temporada del año pasado. Uno de los grandes nombres en el recruiting del estado de Texas hace ya cuatro años, Green se iba a Nebraska para jugar junto a su hermano. Las cosas no salieron bien y regresó a casa para jugar en TCU.

En TCU tampoco la cosa pintaba bien para él hasta el partido ante West Virginia, donde comenzó una racha de constantes partidos para 100 o más yardas. Su caso puede ser similar al de Lache Seastrunk cuando abandonó Oregon para ir a Baylor, donde le costó adaptarse pero acabó siendo importante y haciéndose un hueco en la NFL.

Aaron Green con el uniforme de los Horned Frogs

Aaron Green con el uniforme de los Horned Frogs

ISAIAH MCKENZIE – WR – GEORGIA

Isaiah Mckenzie es una historia curiosa, fue a Georgia cuando le ofrecieron una beca el día antes del NSD. Acabó en Georgia cuando nunca había visitado la universidad ni había tenido ningún tipo de contacto con ellos. Algo un tanto surrealista.

Aunque Chubb acapare todas las portadas (con todo merecimiento), Mckenzie ha sido una sorpresa realmente agradable las escasas veces que ha tocado el balón. A veces simplemente que parecía que volaba cuando tenía la posesión, simplemente es más rápido que el resto de jugadores en el campo. Es un tipo de jugador que personalmente no recuerdo en el ataque de Georgia.

Es complicado saber cuál será su rol este año por qué hay mucho gallo llamando a la puerta en Georgia, pero creo que puede ser un jugador que le de otra dimensión a un ataque que, además, no tiene las cosas claras en la posición de QB y puede ser un target interesante para darle el balón en la línea de scrimmage y que él mismo haga que las cosas ocurran.

Isaiah Mckenzie en un entrenamiento de los Bulldogs

Isaiah Mckenzie en un entrenamiento de los Bulldogs

DONTRE WILSON Wilson – WR – OHIO STATE

Para Ohio State, la temporada ha terminado con una nota de ensueño. Para Wilson, en lo individual, no tanto. Después de que Chip Kelly se fuera a los Eagles, Dontre tuvo buen ojo y salió de su compromiso con Oregon para comprometerse con OSU. Digo que tuvo buen ojo porque en la rueda de prensa dijo que con Meyer siempre iban a llegar grandes cosas, y razón no le faltaba, visto lo visto.

Dontre Wilson es el home-run threat que Meyer siempre ha reclutado para sus equipos. Por decirlo de alguna manera, es el Chris Rainey que tenía en Florida. A mí, particularmente, me parece un clon de De’Anthony Thomas, y este tipo de jugador domina a nivel colegial, aunque luego en la NFL no tengan mucho futuro.

Wilson era el hombre popular el verano pasado para ser la estrella del ataque de OSU (sin contar al luego lesionado Braxton Miller). Sin embargo, se ha perdido toda la 2ª parte de la temporada y con la irrupción de Zeke Elliott, da la sensación de que nadie se acuerda de Wilson. Además, Curtis Samuel en el mismo rol de tweener que Wilson ha dado la sensación de ser igual de eficiente que él.

Dontre Wilson tiene una cosa que no se puede enseñar: World Class Speed. Es un jugador instintivo en el campo de football y este año va a ser el año en el que explote como una de las caras del College Football o bien siga como hasta ahora: un sí pero no.

Dontre Wilson ante Cincinnati Bearcats

Dontre Wilson ante Cincinnati Bearcats

JONATHAN GRAY – RB – TEXAS

Menudo patinazo metí con Gray, al que metí en mi apuesta de top 3 para el Heisman tras su año Freshman. Fue una corazonada, pero una corazonada pésima nivel Gary Nova. Una gran leyenda en Aledo, el mejor RB en la historia de Texas a nivel de HS para muchos, de momento no ha cuajado en College. Sus inicios fueron prometedores, pero una lesión en el tendón de aquiles han agravado si cabe aún más las dudas con él.

Texas es un equipo donde, especialmente en ataque, muchos jugadores están en tela de juicio y necesitan dar un paso adelante (Swoopes el primero, otro que tengo muchas ganas de ver), pero Gray especialmente como ya veterano es quien debe subir las prestaciones y el nivel. No tengo mucha fe en él ya, sinceramente, pero me agarraré a lo que fue un día y a lo que un día parecía ser.

Jonathan Gray, #32 de Texas

Jonathan Gray, #32 de Texas

IFEADI ODENIGBO – DE – NORTHWESTERN

Ifeadi Odenigbo ha sido el mejor recruit de la historia de Northwestern (no cuento el transfer de Kyle Prater). Ifeadi era un 4* de clase alta con ofertas de todas las universidades más prestigiosas de la nación. En cualquier caso, Odenigbo priorizó los estudios y eligió Northwestern debido a su prestigio académico.

Ifeadi Odenigbo (#7) con el uniforme de los Wildcats de Northwestern en el partido ante los Golden Bears de California

Hasta ahora, su impacto no ha sido el esperado. Se perdió todo el año 2012 por una lesión en el hombro y en los dos últimos años solo ha tenido un rol y es literal: pass-rusher en terceros downs. Misión que ha llevado a cabo con éxito, pero que le sitúan como uno de los jugadores más situacionales de la competición.

Odenigbo ha demostrado ser un pass-rusher de mucho nivel, pero veremos si este año consigue elevar su juego a otro nivel y aportar en otras facetas que le puedan hacer ver el campo más allá de terceros downs. Yo tengo ganas de seguir la evolución del que un día dejó a todos en shock al ir a Northwestern siendo un jugador por el que las grandísimas universidades se peleaban.

LEONARD FLOYD – OLB – GEORGIA

Leonard Floyd es probablemente el jugador que más os suene de la lista. Su nombre ha estado en la 1ª ronda del Draft de 2015 antes de anunciar que regresaba a Georgia, algo que me pilló por sorpresa.

Su carrera es un tanto extraña, es un Junior nacido en el año 1992, empezará la temporada con ya 23 años. Tardó en ingresar en Georgia y tuvo que pasarse un año de prep school para mejorar sus notas, las cuales no eran aptas por aquel entonces. Este tipo de jugadores a los que persigue la sombra de los problemas académicos suelen pirarse en cuanto tienen la oportunidad. Además, pese a que su posición en los «mock draft» era muy alta, Floyd viene de un mal tramo final de temporada donde incluso perdió la titularidad y sufrió importantes banquillazos.

Por esto, creo que la evolución de Floyd va a ser realmente interesante de seguir. En clave NFL, este año para él va a ser el año en el que o bien acabe en 1ª ronda o bien acabe en 5ª ronda. Floyd formará una de las mejores parejas de Edge rushers junto a Jenkins esta temporada. Se complementan perfectamente: Floyd es un extraordinario atleta, probablemente el mejor entre 22 jugadores que se encuentren en el campo en ese momento, y Jenkins es el jugador que siempre sabe como llegar al Quarterback rival pese a no ser un atleta tan extraordinario como es Floyd.

En definitiva, va a ser interesante ver si Floyd evoluciona en algo más que un «freakish athlete» o va a seguir sacando de sus casillas a Richt por su indisciplina. En un frente tan divertido como va a ser el de Georgia, hay muchas ganas de ver cómo responde.

Leonard Floyd celebrando una jugada

Leonard Floyd celebrando una jugada

STACY COLEY – WR – MIAMI

Stacy Coley el año pasado ha tenido una temporada Sophomore bastante floja después de un fantástico año debut como colegial, un tanto similar al bajón que sufrieron Amari Cooper y Sammy Watkins en sus años Sophomores.

Stacy Coley es uno de esos jugadores especiales cuando tiene el balón, un tipo que hace que las cosas sucedan, que hace fácil lo difícil. Durante un sábado en su año Freshman tuiteé lo mucho que me recordaba a Sammy Watkins en la manera de arrancar y correr, con unos cambios de dirección brutales a lo Cordarelle Patterson en aquel humillante enfrentamiento para David Amerson.

Si los Canes quieren hacer algo, muchas de sus opciones pasan (aparte de la defensa) por Coley, que con la marcha de Duke, se convierte en el mayor playmaker de ese ataque. Veremos si al igual que Amari o Sammy, se vuelve a entonar para su tercer año.

Stacy Coley ante Georgia Tech

Stacy Coley ante Georgia Tech

SHAQ LAWSON – DE – CLEMSON

Sin ser titular el año pasado, Lawson tuvo unos números fantásticos. Clemson va a vivir un drama en la defensa puesto que solo retornan 3 de los 11 titulares y tan solo 1 en todo el front seven. Por ello, se antoja clave que Lawson pueda elevar prestaciones o, al menos, rendir a tiempo completo tal y como lo hacía desde el banquillo. El ataque sabes que va a dar garantías, pero la defensa está llena de dudas y Lawson es uno de los jugadores que necesita estar a su máximo nivel para que la defensa de un paso al frente.

Al igual que Floyd, pasó un año en la academia militar Hargrave en Virginia para mejorar sus calificaciones, y, al igual que Floyd, es un terrorífico pass-rusher. Puede convertirse en un jugador que ha estado a la sombra de los Beasley y demás a ser él quien el año que viene se vea en posiciones altas del draft.

Shaq Lawson ante Oklahoma

Shaq Lawson ante Oklahoma

CAYLEB JONES – WR – ARIZONA

Cayleb Jones aterrizó junto a Connor Brewer en Arizona procedente de los Longhorns. Jones tuvo algún que otro lío en Texas por agredir a un jugador del equipo de Tenis tras un lío de faldas y decidió pedir el transfer.

Su año Freshman en Texas fue decepcionante ya que había mucho hype a su alrededor, pero el año pasado irrumpió para, quitándole todo protagonismo a Austin Hill, irse a las 1.000 yardas y 9 TD (siendo además quien atrapó el milagroso TD ganador ante Cal, el tercero en su cuenta individual en aquel partido).

Arizona es un ataque propicio para poder lucir estadística y Cayleb Jones, aunque aún está en la sombra, se va a postular como una elección alta en el Draft si repite o mejora una temporada como la del año pasado.

Cayleb Jones ante USC

Cayleb Jones ante USC

TRACY HOWARD – DB – MIAMI

Otro Cane, de este siempre me he referido como el mejor recruit de la era Golden. Duke, Chickillo o Thomas aparte, que hubieran ido probablemente a Miami sea quien fuere el entrenador, el recruit de Howard fue realmente meritorio porque se le quitaron a Florida de las manos, por eso le considero el recruit más valioso de la era Golden.

En cualquier caso, el que un día salió de HS como mejor CB de la nación, no ha respondido a las expectativas en su tiempo en Coral Gables. En su año Sophomore fue titular, pero el mismo año pasado perdió dicho privilegio y solo tuvo una titularidad, en la Bowl de final temporada y por lesión de un compañero. Estamos ante la última oportunidad para Howard, veremos a ver si puede aprovecharla.

Tracy Howard perseguido por Jeff Driskel

Tracy Howard perseguido por Jeff Driskel

ALLEN LAZARD – WR – IOWA STATE

Dentro de la tremenda camada de Freshmen del año pasado, Allen Lazard pasa desapercibido, probablemente por jugar en Iowa State, un legado familiar que Allen ha seguido, pese a tener un caché elevado.

Allen Lazard es probablemente ya el mejor target de Iowa State y, si mejoran las cosas en el puesto de QB, será uno de los targets más fiables de toda la BIG XII. Nunca oiremos su nombre de entre los top y pasará desapercibido, incluso para mí aunque en momentos puntuales me vaya a acordar de él y ver cómo lo hace, pero es uno de jugadores que merece una atención personalizada. Pese a jugar en Iowa State, su nombre saldrá a la palestra de vez en cuando.

Allen Lazard ante North Dakota State

Allen Lazard ante North Dakota State

DYLAN SUMNER-GARDNER – S – BOISE STATE

Dylan Sumner-Gardner con el uniforme de los Broncos

Leyendo el año pasado sobre la terrible enfermedad del Safety de Boise State Jeremy Ioane, me dí cuenta echando un vistazo al panorama por Boise State de la presencia de Sumner-Gardner. Es un caso especial por que fue un gran recruit reclutado por las más grandes universidades de la nación (de hecho estuvo comprometido durante bastante meses con TAMU). Finalmente decidió seguir a su entrenador en HS a Boise State, donde fue contratado como entrenador de RBs.

Vemos casos similares todos los años (Scarlett con FAU este año), pero todos acaban yendo a un mercado más grande. No así Summer-Gardner, que en su primer año ha estado jugando como nickel y en equipos especiales. Habrá que ver en su año Sophomore si se hace con un puesto de titular, porque será realmente interesante seguir sus pasos ya que es sin duda una historia de las que merecen que acabe bien por su fidelidad y fe, yendo a un programa menor cuando podía estar ahora en la universidad grande que él quisiera.

MARQUISE WILLIAMS – QB – NORTH CAROLINA

Estaba dudando si poner a Elijah Hood o a Marquise Williams, porque tengo unas ganas locas de ver a ambos, pero me he decidido por Williams pese a que pienso que Hood va a ser un RB top a nivel nacional. No sabía quien era Williams hasta que le vi en acción ante Notre Dame, donde ví un QB que tenía potencial para comerse el mundo.

Por aire o por piernas, constantemente destrozó a la defensa Irish. Hasta ahora no ha podido lucir mucho debido al 2 QB System implantado en UNC, pero poco a poco su habilidad para crear desajustes en la defensa rival le ha ido haciendo que gane terreno hasta convertirse en el titular del equipo. Es un gran tapado, pero creo que incluso puede salir en las quinielas al Heisman Trophy en alguna que otra semana.

Marquise Williams realizando un pase como QB de UNC

Marquise Williams realizando un pase como QB de UNC

Anuncio publicitario

Acerca de Pablo Fernández

Comencé a seguir el College Football en 2005, siguiendo a Villanova -FCS- el programa de basket que más me gustaba. En 2007, de manera casual y en la peor temporada de la historia de ND, me hice fan del programa de Football de los Fighting Irish. En general me gusta el deporte y la competición.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a JUGADORES (NO TAN FAMOSOS) LLAMADOS A SER CLAVE PARA SUS EQUIPOS EN 2015

  1. Julen Marin dijo:

    Señor artículo, Pablo. Jugadores muy interesantes, puede que yo hubiera cambiado a Jeremy Johnson por Carl Lawson solo por el hecho de que la gente lo haya podido olvidar tras perderse un año (espero que él y Cowart no la lien mucho).
    Y sobre Tre Wilson, sé de muy buena fuente (un compañero de su clase en DeSoto me lo contó) que justo estaba en casa de Chip cuando los Eagles le llamaron para firmar, como para no echarse atrás más tarde.

    Me gusta

  2. franjastic dijo:

    Marquise se esta recuperando de una operacion para arreglarse la cadera que le estuvo molestando el año pasado, y se ha perdido todos los entrenamientos de primavera. Si Williams se recupera bien, puede tener un año senior expectacular.

    Me gusta

  3. Adrian Cea dijo:

    DeMarcus Robinson tras los Spring Games y ver que con solidez es el mejor jugador de la ofensiva de Florida, tendrá impacto en ataque como en los Special Teams. Habrá que ver quién le lanzará los pases, si bien Will Grier o Treon Harris, y de ahí adelante según el rendimiento de éstos ya que la OL pinta a insuficiente. Como bien apuntas, de lo mejor en la posición desde las ausencias (consecutivas año a año) de Percy Harvin, Riley Cooper y Deonte Thompson, que además ha ido un poco en la línia del descenso ofensivo de los Gators desde entonces. A ver si con Jim McElwain sale todo mejor.

    Buen aporte y de agradable lectura.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s