THREE-YEAR RULE, ¿Y TÚ QUÉ OPINAS? (I)

Hace tiempo que tenía pensado escribir un artículo sobre la «Three-Year Rule», largo y, muy posiblemente, aburrido de leer por dar vueltas a la misma opinión. Así que se me ocurrió que en vez de daros mi opinión, podría preguntar a varios aficionados de NFL y College Football sobre este tema, de manera que el lector pueda leer diferentes opiniones y de una manera más corta y concisa. Por si alguien no está familiarizado con la «Three-Year Rule», nos referimos a la norma que rige que un jugador deba esperar 3 años tras su época de High School antes de poder presentarse al NFL Draft si lo desea. A priori este artículo estará separado en 2 posts con la opinión de 3 personas cada uno.

Jadeveon Clowney, uno de los jugadores que hizo sacar a colación el tema de la Three-Year Rule desde su año Senior de Instituto

En este primer post os traemos las opiniones de 3 auténticos cracks como son Pablo Fernández (seguidor de Kansas City Chiefs en la NFL y de Notre Dame Fighting Irish en College), nuestro Javier Gil (presentador del podcast NCAA First & Goal y seguidor de Tampa Bay Buccaneers en la NFL y de California Golden Bears en College) y Eduardo Martín (seguidor de St. Louis Rams en la NFL y de nadie en particular en College).

¿Cuáles son sus opiniones de la «Three-Year Rule»?

PABLO FERNÁNDEZ

Mi opinión con respecto al eterno debate de los tres años en la universidad antes de poder saltar a la NFL no es nueva y seguro que quienes mejor me conocéis ya la sabéis. Soy partidario del cambio y de la libertad del jugador a la hora de decidir sobre su futuro, especialmente cuando dicho jugador/persona ha cumplido la mayoría de edad. Maurice Clarett, la ex-grandísima estrella de Ohio State, pensaba lo mismo que yo, pero su “rebeldía” acabó por quedarse en una farragosa batalla judicial que, al final, indirectamente acabó por matar su carrera como jugador.

Obviamente, un hipotético cambio cambiaría la forma de ver la NCAA y la NFL. Por decirlo de alguna manera, “cambiaría el juego”. No es algo fácil de llevar a cabo, pues probablemente haría falta crear una nueva liga de desarrollo y se dejaría de firmar automáticamente a los jugadores drafteados (especialmente los de rondas intermedias-bajas). La MLB y la NHL son el espejo en el que debería mirarse la NFL, donde se draftea a muchos de estos jugadores cuando aún están en el instituto, siendo los propios jugadores quienes deciden si firmar contrato y pasar a ser profesionales o si sin embargo prefieren seguir desarrollando su carrera en la NCAA. Este método no es solo muy divertido para el fan (es realmente entretenido y fascinante seguir al prospect pool de tu equipo), sino que permite al jugador, de una manera justa, poder elegir su futuro por sí mismo. Es un escenario en el que, realmente, todos salen ganando. Me lo pasaría pipa viendo la evolución de Josh Rosen, prospect de los Chiefs, continuar su carrera en UCLA y forjándose como QB para sustituir dos años después a Alex Smith (si es que Rosen sale bien, claro). Los fans de los Bears, que draftearon el año pasado a Deshaun Watson, le van a dejar un año más en Clemson y ven en él el futuro de la franquicia. Los Saints, que draftearon a Myles Garrett y necesitan ayuda en la defensa, lo están flipando y se debate si seguirá en Aggieland o si dará el salto a New Orleans tras solo un año, aunque probablemente le dejen un año más. Por otra parte, que putada la de los Oakland Raiders, que pillaron a Jeff Driskel, ex QB nº1 en los rankings y unánime 5*, al que ni siquiera firmarán. Joder, que llegue esto ya por favor.

Marcus Lattimore como RB de South Carolina ante los Gators  de Florida

Por otra parte, entiendo perfectamente alguna de las pegas de los detractores (la mayoría los puretas que estaban totalmente en contra de traer los Playoffs al College Football, por cierto). Las dos mayores pegas son la madurez física de un deporte tan bestial y el propio conocimiento del juego. Cierto. En cualquier caso, en todos los deportes y aspectos de la vida, siempre hay personas que van totalmente adelantadas a su tiempo, no hay excepciones. Cada vez que veía a Marcus Lattimore como Freshman, siempre pensaba que podría estar en la NFL. Lattimore es un tipo que con más de 40 carreras en el cuerpo, hizo un TD ante Florida donde rompió 4 placajes antes de llegar a la End Zone. Tenía 18 años y una carga de responsabilidad enorme en un partido ante toda una Florida, y aún así nadie le podía tirar al suelo. Podría mencionar al Michael Dyer de su año Freshman o al Nick Chubb de este año para no irnos tan lejos, pero siempre hay gente que ha nacido para estar en lo más grande desde bien temprano, gente especial. Ah, y por fin se acabaría con el debate de si los jugadores universitarios deben cobrar o no. Ese debate se acabaría si los jugadores tuvieran la libertad de decidir sobre futuro.

JAVIER GIL

Johnny Manziel, QB de Texas A&M que se presentó al NFL Draft 2014 como Redshirt Sophomore

Creo que muchos de nosotros sabemos que la NFL es la mejor competición deportiva americana en cuanto a nivel profesional, y eso influye mucho en los jugadores que llegan del Draft. Los casos de adaptación a la NFL son claros, muy pocos jugadores escogidos en el Draft rinden a un gran nivel en su primer y segundo año, y las medianías tardan incluso un poco más. Es por eso que cuanto más años estén en College, más preparados llegarán y con la conciencia más amueblada que los estudios te pueden dar. Si bien es cierto que muchos utilizan a esos prospects solo para jugar al football y marcarles un estilo de estudios universitarios inferiores a la mayoría de estudiantes para que puedan ir aprobando, hay muchos otros que aprovechan y aprenden cosas que siempre les van a venir de perlas «off the field». Muchos son los fracasados al dar el salto a la NFL, y eso es porque quizás la fama y el endiosamiento que tenían en college pasan a un nivel superior cuando saltan a convertirse en profesionales, teniendo el mundo en sus manos sin nadie que les redirija fuera de una enseñanza con normas como ocurre en college.

¿3 años obligatorios? Por supuesto, pero yo iría más lejos imponiendo 4. La moda últimamente de pillar el redshirt y vivir la vida del campus para luego jugar 2 años en el equipo se está extendiendo en esos jugadores con potencial, y no está mal imponerles más disciplina de la que muchos de ellos carecen. Está claro que hay jugadores en High School que pasarían directamente a la NFL si tuvieran oportunidad, pero las franquicias no quieren un juguete roto que no ha podido ser evaluado en una etapa más serena y con comienzos de responsabilidad como lo es la de la universidad. También es importante recalcar el tema de sueldos en college, ya que si eres un chaval que no tiene nada y sí una familia a la que sacar adelante, esos 3 años sin cobrar nada se pueden hacer muy largos. Vale que poseen una beca que les da cobijo, estudios y dietas, pero realmente muchos van a lo que van, a jugar un deporte de contacto en el que a la larga sabes que en el 80% más o menos de los casos tendrás secuelas psicológicas/físicas. Eso es tema delicado, y es por eso que esos 4 años que yo pedía antes, deberían de estar pagados por el circo mediático/publicitario que se está montando la NCAA y las universidades. Ese es otro tema que influiría, y pienso que pronto se conseguirá, but that’s none of my business.

EDUARDO MARTÍN

Yo enfocaría el tema desde dos puntos de vista, uno desde el punto de vista académico y de formación del jugador, como jugador de football y como persona. El segundo punto de vista sería el de la NFL en primera instancia y en segunda instancia de la NCAA. Empezaré por este segundo.

A mí sin duda me parece bien que un jugador deba estar 3 años mínimo en la universidad. Si fuera un equipo de la NFL me gustaría que todos aquellos jugadores que se presenten al Draft y que por tanto pueda seleccionar, tuvieran una formación mínima en conceptos (si ya muchos jugadores no llegan preparados para los pros, imaginad sin pasar por la universidad), un desarrollo de su forma física (creo que la plenitud física para la práctica del football se alcanza a los 24-25 según mi opinión) y que hubieran tenido una cantidad de snaps a lo largo de su carrera lo suficientemente cuantiosa como para comprobar la resistencia a lesiones, la visión de juego, el comportamiento dentro y fuera del campo… Desde el punto de vista de un equipo de NFL creo que no hay color, con menos de 2 años en la universidad un jugador no llegaría preparado para los pros. Desde el punto de vista de la NCAA qué vamos a decir, claramente querrán que su bolsa de dinero gracias a las TVs y demás contratos se vea aumentada con una competición en la que haya más estrellas Seniors y Juniors.

Pasamos al enfoque del jugador. El football no es un deporte precisamente poco peligroso, en cada snap te juegas tu salud. Cuanto más tiempo estés en la universidad jugando, más riesgo de acabar con una pata coja (si no cosas peores) tendrás. Por tanto a los jugadores estrella a los que poco o nada seguramente, y hablo por la mayoría a mi parecer, les importe su formación académica, les interesará pasar el mínimo tiempo posible en el campus. Al resto de jugadores de nivel medio pero drafteables… pues habrá de todo, los habrá que querrán salir con una carrera por si en la NFL no triunfan, los habrá que necesitarán de varios años de football para que su potencial sea visible y los habrá que todo lo contrario.

Un mínimo de 3 años creo que es una solución de compromiso y que además seguramente es la solución óptima. El tema de cómo las estrellas universitarias se ven afectadas por esta restricción y si deben o no cobrar es otro tema de debate del que la NCAA se deberá ocupar con seguros por lesión u otras acciones, para mí, más pronto que tarde.

Anuncio publicitario

Acerca de Néstor ConTilde

Seguidor del College Football en general y de UCLA en particular. Simpatizante de Michigan, Maryland, Western Michigan, LSU, Texas... Hater de USC y Stanford entre otros muchos. Me puedes encontrar en la cuenta de twitter @NestorConTilde.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a THREE-YEAR RULE, ¿Y TÚ QUÉ OPINAS? (I)

  1. Pingback: THREE-YEAR RULE, ¿Y TÚ QUÉ OPINAS? (II) | NCAA FIRST & GOAL

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s